“Queremos que el amor entre las parejas trascienda y llegue a las personas que más lo necesitan, se requieren muchos cambios en este mundo, comencemos desde ahora a marcar la diferencia”.

 

Todos los días de mi vida, agradezco de corazón, estar en donde estoy y de dedicarme a esta hermosa profesión llena de amor y tan noble, donde puedes ser cómplice y testigo del amor tan grande que se tienen las parejas. Me considero una mujer extremadamente afortunada y bendecida, tengo el privilegio de vivir de mi pasión y hacer lo que más me gusta en esta vida, que es organizar bodas.

 

Sin embargo, no soy indiferente a todas las injusticias y necesidades que tienen otras personas, que no han tenido la misma suerte que todos nosotros,  desde el perro “callejero” que busca entre las bolsas de basura porque tiene hambre, las decenas de familias con “el corazón en suspenso” en una sala de hospital público esperando noticias de sus seres queridos enfermos o con alguna complicación, la gente de la tercera edad que te empaqueta las bolsas en el supermercado y que tienen que estar de pie largas horas, en lugar de poder tener una vejez cómoda en su hogar; todas estas escenas que vemos en nuestra vida cotidiana, me sensibilizan, me mueven.  Soy firme creyente que todos somos agentes de cambio, lejos de quejarnos de lo mal
que pueden llegar a estar las cosas, creo firmemente en que todos somos capaces de marcar una diferencia en este mundo.

 

Los que nos dedicamos a la organización de eventos, estamos acostumbrados a manejar cifras considerables de dinero y a distribuirlo entre los diferentes proveedores. Es así que un día haciendo un desglose de pagos previo a una boda, pensé: “¿y si un poquito de todo este dinero llegará a aquellas personas o causas que lo necesitan?” .

 BCC OK!

            Fue entonces que pensé que si realmente quería comenzar a hacer esto, tenía que empezar yo misma a
hacer la diferencia,
tendría que ser la primera en dar mi aportación, para poder así convencer a los clientes de hacerlo, después se me vino a la mente que tal vez el cliente podría tener sus dudas y lo último que quería que pensarán es que yo podría  “sacar partido” del proyecto, porque al final, lo que me interesaba era poder ayudar a las causas que lo necesitan; así que llegué a la idea que para motivar a la parejas a sumarse a este proyecto y ayudar, ellos mismos elegirían la causa y que nos contactáramos con fundaciones pequeñas, donde la ayuda realmente llegara a los que más lo necesitan y se entregara  en forma de “especie” por medio de los mismos novios y Paula Abreu Weddings & Events, de esa forma el amor que se tienen el uno al otro trascendería ayudando a aquellos que no han tenido nuestra misma suerte.


Después de pulir la idea; en esa época estaba en proceso de organizar mi primer boda igualitaria, se los compartí a las novias y sin dudarlo me dijeron: ¡Nosotras queremos ayudar! establecimos un monto para la ayuda, y ellas eligieron la causa: Un albergue de perritos rescatados del maltrato y de vivir en condiciones deplorables en la calle, que reciben rehabilitación y son puestos en adopción. La entrega la hicimos después de su boda, y ha sido una de las experiencias más increíbles que viví en 2015. Me atrevo a decir que las parejas participantes en Bodas con Causa, son parejas más felices y agradecidas, después de vivir la experiencia, simplemente por sí sola, los vuelve más humanos, sin duda ayudar es uno de los privilegios más grandes que tenemos los seres humanos.

10150766_845040055532317_8613306811732810597_n

A partir de ahí, decidí que Bodas con Causa tendría que seguir creciendo. La meta para este año, es que no sólo las parejas y Paula Abreu Weddings & Events, hagan las donaciones, sino que los proveedores que participen en cada “Boda con Causa” se sumen a la ayuda, de esta forma podríamos ayudar a diferentes fundaciones o hacer una entrega bastante considerable, así mismo una de mis metas personales es que todas las bodas que organicemos sean una “Boda con Causa”, porque simplemente creo que es una experiencia que todas las parejas deben de vivir.

 

about_the_author-PAULA_ABREU