quejas

Hace tiempo que quería escribir sobre un tema que veo recurrente en las redes sociales: el quejarse. Veo todos los días gente quejándose de algo en las redes sociales, y como trainer de branding, es una de las cosas que toco en mis entrenamientos y lo que más pido a toda costa: evita quejarte, sobre todo en las redes sociales.

Al quejarnos, estamos contribuyendo a dos cosas importantes de muchas:

  • estamos creando “esa” imagen de nosotros ante las personas: quejumbrosos o negativos
  • estamos atrayendo eso mismo a nuestras vidas.

¿Eres tú una de esas personas que se queja siempre? de tu sueldo? de tus clientes? de tus proveedores? del clima? …

Hay que pensar siempre que si nos enfocamos en lo malo, eso es lo que vamos a atraer. Si nos enfocamos en las cosas buenas y en las soluciones a los “problemas” vamos a desarrollar habilidades para afrontarlos y salir de ellos.

Los problemas, a mi punto de vista, son sólo herramientas de aprendizaje. Los obstáculos, “problemas o cosas malas”, pasan por algo, y todo en esta vida tiene solución menos la muerte (mi lema en la vida y en mi trabajo).

¿Qué es lo que haces tú cada día para contribuir a tu éxito? ¿qué pensamientos positivos generas para ti y tu empresa? (si eres empleado, para la empresa en la que trabajas?)

Algo que oigo o leo constantemente es “El cliente quiere un descuento o no valora mi trabajo” — En lugar de quejarte de esto, lo que les aconsejo hacer es darle un giro a este pensamiento y encontrar el modo de enseñarle al cliente el valor por nuestro trabajo.

Hablando se entiende la gente, y tenemos que recordar, que el cliente no sabe siempre la dificultad de nuestro trabajo o las horas que conlleva hacerlo. Pero si se lo explicamos, entendiendo que es la primera vez que se casan y que nosotros somos los expertos en el tema, podremos ayudarlos a ver nuestro trabajo y el valor del mismo (evitando quejarnos).

Porque seamos honestos: quejarse de todo o de algo, no va a ayudarnos ni a que el cliente o el proveedor entiendan nuestro propio valor. Si no somos nosotros quienes nos demos el valor que merecemos, nadie lo hará por nosotros.

Así es que la próxima vez que tengas esas ganas de quejarte (sobre todo en público o en redes sociales) piensa dos veces antes de hacerlo y mejor dale la vuelta a la tortilla y encuentra algo positivo de tu queja o plásmalo en forma positiva.

Me encanta leer. Cada día leo al menos 10 artículos y parte de un libro antes de dormir. Y fue así que hoy encontré un artículo súper interesante que nos concierne a todos y sobre el tema en cuestión. El artículo original lo encuentran aquí

Revelan un hábito diario aparentemente inocuo que nos impide hacernos redituables

En su libro ‘Secrets of the Millionaire Mind’ (‘Secretos de la mente millonaria’) T. Harv Eker, que amasó una fortuna con su propio esfuerzo, identifica un hábito diario aparentemente inofensivo que es común entre las personas corrientes y que los millonarios evitan: quejarse.

“Quejarse es lo peor que uno puede hacer para conservar la salud o aumentar su riqueza”, cita las palabras de Eker el sitio informativo Business Insider

Eker explica que cuando nos quejamos nos estamos centrando en lo malo de la vida, y aquello en lo que nos centramos tiende a expandirse. “Lo semejante atrae a lo semejante”, observa el millonario. “Cuando nos quejamos lo que estamos haciendo es atraer ‘basura’ a nuestra vida”. Esto deja muy poco espacio para el crecimiento, especialmente para el crecimiento financiero.

Eker también dice que tan importante como no quejarse es alejarse de aquellas personas que lo hacen constantemente. “La energía negativa es contagiosa”, destaca.

“Hay que recordar que los que construimos nuestra vida somos nosotros y que constantemente estamos atrayendo éxito y basura”, escribe. “¡Es imperativo elegir nuestros pensamientos y nuestras palabras sabiamente!”, concluye.

De este artículo, les puedo decir que seguramente no quejándose no se van a hacer millonarios en dinero, pero sí van a contribuir a una mejor y más saludable imagen de ustedes mismos (no para el mundo, si no para ustedes mismos y por ustedes mismos).

Espero que les haya gustado la información compartida y las reflexiones sobre el tema.

about_the_author-melanie-ramone-